5 consejos para dominar la entrevista por Skype
Con el auge de las nuevas tecnologías y la búsqueda de trabajo fuera de la ciudad de residencia, cada vez se hacen más entrevistas a través de videoconferencia, utilizando plataformas de comunicación como Skype. Aunque puede parecer que es más fácil estar así en contacto con el reclutador -hay ciertas similitudes con la entrevista presencial porque hay que mostrarse cercano y tener las mismas precauciones-, lo cierto es que no hay que olvidarse de que la entrevista finaliza cuando se corta totalmente la conexión y que es un sistema que conviene dominar para conseguir el objetivo de ser el elegido para el empleo.

Las claves

Uno de los principales consejos es tener un perfil que sea adecuado para la búsqueda de empleo, prestando atención al nombre de usuario y la foto de perfil para dar una imagen profesional. También es importante fijarse en las actualizaciones de estado que se hayan realizado. Y, por supuesto, hay que dominar cómo funciona esta herramienta. En el caso contrario, siempre previamente es recomendable practicar con algún amigo.

Los aspectos técnicos son otro de los aspectos fundamentales. En primer lugar, se debe hacer una revisión de la conexión a Internet y del sistema de audio y del micrófono para comprobar que se escucha y nos oyen perfectamente. No obstante, como precaución, siempre hay que tener cerca unos auriculares por si el sonido no llega bien.

Las comprobaciones técnicas no quedan aquí puesto que, igualmente, no hay que olvidarse de tener el dispositivo conectado a la red para no quedarse sin batería. Además, es conveniente conectarse unos minutos antes de la hora de la entrevista para no hacer tarde y perjudicar nuestra imagen.

5 consejos para dominar la entrevista por Skype
Y, ¿qué hacer si surgen problemas técnicos durante la entrevista? La clave está en mostrar educación y una actitud resolutiva que puede ponerse de manifiesto, por ejemplo, en decir que se van a utilizar los auriculares para una mejor escucha.

Dentro de las pruebas de conexión, no se puede obviar hacer también probatinas sobre el lugar en el que se va a realizar la entrevista, prestando especial atención al fondo que se verá, la iluminación y la habitación, que debe ser lo menos decorada posible y muy ordenada, aparte de silenciosa.

Un proceso en el que tampoco hay que olvidarse de elegir el ángulo correcto de la cámara y situarla bien para que quede a la altura de los ojos y se pueda ver la cara y una parte del cuerpo.

Y, finalmente, como en cualquier entrevista, hay que vestir de forma adecuada, aunque se haga desde casa, y mostrar un aspecto e imagen profesional.