Cómo motivar a los trabajadores
La motivación de los trabajadores es un punto esencial si se busca que una empresa sea más productiva y las labores se desempeñen de forma más efectiva. Los empresarios, cuando contratan a los trabajadores, esperan que tengan un nivel de responsabilidad que les haga cumplir con sus tareas sin tener que estar sobre ellos constantemente. Pero por muy eficiente y válido que sea un trabajador, será mucho más productivo y se comprometerá mucho más con su trabajo si se encuentra motivado en su empleo.

Es por ello que uno de los objetivos que debe cumplir un buen empresario o un buen gerente es saber motivar a sus empleados. Para lograrlo existen diferentes métodos:

- Ofrecerles oportunidades de desarrollo personal y profesional: Nada “quema” más a un trabajador que el saber que va a pasarse los próximos cuarenta años de su vida realizando las mismas tareas, sobre todo si son rutinarias. Por ello, debemos darle la posibilidad de desarrollar su talento y su carrera profesional dándoles un alto grado de autonomía, ofreciéndole retos, empleándolo en nuevas funciones, así como oportunidades para que expresen sus opiniones y puedan tomar la iniciativa.

- Valorar su trabajo: Está claro que es obligación del trabajador llevar a cabo sus funciones, pero a todos nos gusta que nos valoren lo que hacemos. Por ello es importante elogiarlos cuando han hecho un buen trabajo u ofrecerles un pequeño reconocimiento ante sus compañeros.

- Ofrecer buenas condiciones de trabajo: En este aspecto influyen tanto aspectos como la remuneración o los complementos que podemos ofrecerle como que el espacio físico donde los empleados realizan su labor sea lo más cómodo posible desde el punto de vista de la infraestructura. También es buena idea permitir que el trabajador personalice su espacio de trabajo.