Cómo trabajar de taxista
Ganarse la vida al volante es una idea genial para aquellos que les guste conducir. Sin embargo, la profesión de taxista es una de las más demandadas que existen en España y no es nada fácil conseguir una licencia. El transporte público de viajeros siempre ha proporcionado una salida laboral para muchas personas sin empleo. Los taxis son un servicio muy flexible y necesario en las grande ciudades.

A pesar de que parezca imposible, el sueño de convertirse en taxista es alcanzable, lo más complicado es tramitar las licencias entre otros permisos indispensables (como el permiso de ciculación). Lo primero que te van a pedir es un coche especializado para el taxi, en muchas regiones antes deben de pasar por una inspección para confirmar que el vehículo está en buenas condiciones de ofrecer este servicio, que no olvidemos que es público.

Por lo tanto, una vez ya tengas del coche apropiado, entonces ya pasaste el primer requisito. Ahora viene lo complicado. Para poder ejercer y por lo tanto transportar a clientes de un lugar concreto a su destino, necesitarás una licencia vigente y apropiada, la documentación en regla será indispensable para poder manejar tu taxi de forma legal. Debes solicitar toda la documentación en el Ayuntamiento de tu ciudad.

Una vez que poseas la licencia para trabajar como taxista, entonces ya solamente tendrás que dedicarte a buscar clientes, cosa que tampoco es nada fácil, pero dependerá de tu habilidad. Recuerda que al principio conviene familiarizarse con las áreas que cubrirás como taxista, saberse las calles más importantes, los lugares de interés, los restaurantes más concurridos, los hoteles, hospitales, edificios oficiales, etc.