Las claves para hacer un buen blog
Las nuevas tecnologías han irrumpido de lleno tanto para buscar trabajo como para desarrollar la actividad profesional. De hecho, cada vez es más habitual ver a personas que han conseguido ganarse la vida con ello o que, a través de su actividad en diferentes plataformas, han alcanzado el éxito profesional que se quería. Dentro de las herramientas que siguen siendo útiles se encuentran los blogs. Y es que añadirlos al currículo puede ayudar a que los reclutadores conozcan más sobre los conocimientos y actividad profesional. También pueden ser una vía para obtener ingresos y convertirse en un todo un blogger de renombre.

Las claves

Para que un blog sea un éxito, hay que seguir una serie de claves. La principal es generar contenido de valor para lo que es preciso dominar los temas sobre los que se va a escribir, ya que la calidad de lo que se publique es realmente lo que atrae a los lectores y es lo que aumenta el tráfico de visitas, según indican desde IMG Business School, que ha elaborado una guía con los principales consejos y pautas que deben seguirse.

Además, es fundamental que esté bien redactado –utilizando las palabras clave para un buen posicionamiento SEO-, y actualizar los contenidos periódicamente, como mínimo, una vez a la semana.

También es importante saber a qué público se va a dirigir el contenido para que les resulte más atractivo y se consiga fidelizar a los lectores con el fin de que entren de forma habitual al blog e, incluso, lo recomienden a través de redes sociales u otras plataformas. De hecho, no hay que olvidarse de utilizar ninguno de estos canales, siendo los más habituales Facebook y Twitter para ganar seguidores. Para el uso profesional, Linkedin no puede faltar.

Las claves para hacer un buen blog

En ambas ocasiones, las redes sociales son de ayuda para difundir los post, bien para conseguir un empleo o bien para que los contenidos sean virales y se gane dinero, aparte de conseguir más publicidad. Y, cuidado con los enlaces, porque es importante tenerlos, aunque no se puede obviar que su intercambio está penalizado por Google.

Si el contenido es importante, no lo es menos su diseño. En estos casos, lo importante es pensar siempre en que se pueda utilizar en diferentes dispositivos y que no solo se lea desde el PC. También debe ser de fácil lectura y usabilidad, procurando que la interfaz sea lo más sencilla posible.

Y, por supuesto, se debe prestar atención al dominio, que no debe estar cogido ni ser utilizado por ningún otro blog o web. Además, hay que procurar elegir uno que se posicione bien en Internet.