Las profesiones con más futuro en el sector de la aviación
Cuando se habla de las profesiones que serán más demandas en el futuro, se tiende a hacer un estudio global de las que ofrecerán mejores perspectivas de trabajo. Sin embargo, Boeing se ha desmarcado y ha realizado un informe sobre las necesidades concretas de perfiles que se requerirán en 20 años en el sector de la aviación. Técnicos y auxiliares de vuelo, así como pilotos, serán muy solicitados.

Las profesiones

El informe de Previsión de Pilotos y Técnicos de Boeing estima que en 20 años, hasta el 2035, serán necesarios más de 2,3 millones de puestos de trabajo en el mundo en el sector de la aviación. Una estimación que la compañía basa en las entregas de nuevos aviones que ya están programadas y en los cambios en las flotas.

De acuerdo con los datos del estudio, la profesión que será más demandada es la de auxiliar de vuelo, estimándose que habrá un total de 814.000 vacantes. Tras este perfil profesional se sitúan los técnicos de mantenimiento que serán la segunda profesión más solicitada dentro del sector de la aviación al estimarse que serán necesarios alrededor de 679.000 personas.

Las profesiones con más futuro en el sector de la aviación
La profesión de piloto también será un valor en alza en los próximos años. Su demanda seguirá creciendo en torno a un 10,5%, estando previsto que las compañías aéreas comerciales requieran alrededor de 617.000 profesionales.

La demanda de estos profesionales irá creciendo cada año, aunque este crecimiento no será homogéneo. De acuerdo con los cálculos iniciales de Boeing, se estima que en cada anualidad se demandarán en torno a 31.000 pilotos, 35.000 técnicos de mantenimiento y 40.000 auxiliares de vuelo.

Ofertas

Y, si el crecimiento no será homogéneo, la distribución de las vacantes por zonas geográficas tampoco lo será. De hecho, la mayor demanda de profesionales para el sector de la aviación se concentrará en la zona de Asia-Pacífico con 814.000 empleos.

A continuación, se sitúan Europa con un total de 391.000 oportunidades laborales y América del Norte con 390.000. El resto de plazas se reparten entre América Latina, el Medio Este, África y Rusia/CIS.