Oposiciones para ser controlador aéreo
Aunque en los años de mayor incidencia con la crisis, la convocatoria de oposiciones ha estado más paralizada, sobre todo, en algunas autonomías, parece que ahora poco a poco vuelven a convocarse más plazas. Un claro ejemplo son las vacantes de especialidad en Navegación Aérea dentro de la que hay varias oportunidades para trabajar como controlador aéreo.

La convocatoria

De momento, hay una convocatoria a través del Ministerio de Fomento por el que se convocan un total de siete plazas para la Escala de Titulados de Escuelas Técnicas de Grado Medio de Organismos Autónomos, en la especialidad de Navegación Aérea. Son plazas que se han convocado por el sistema general de acceso libre.

Dentro de estas siete plazas hay diferentes puestos. Por ejemplo, se han convocado tres plazas con el perfil de controlador de aeródromo (habilitaciones ADV y/o ADI), aparte de dos plazas con perfil de controlador de aproximación (habilitaciones APP y/o APS). La convocatoria igualmente contempla dos plazas con el perfil de controlador de área con las habilitaciones ACP y/o ACS.

Oposiciones para ser controlador aéreo
No obstante, en la convocatoria se indica que, si en estas plazas se quedan sin cubrir alguno de sus perfiles, se podrán acumular a otros perfiles según el siguiente orden de prelación, es decir, control de área de aproximación y control de aproximación a control de aeródromo.

Requisitos

Aunque los requisitos pueden variar en función de la plaza a la que se opte, sí pueden darse unas condiciones generales, que tienen que cumplirse en el momento de presentar la solicitud para participar en la oposición.

La primera de ellas es ser español o bien tener la nacionalidad de un país de la Unión Europea. Además, se exige tener una edad mínima de 18 años y estar en posesión del título de formación específico y las habilitaciones que se exigen en cada uno de los perfiles de controlador.

También se precisa un alto nivel de inglés, que debe ser similar al C1 del marco europeo de lenguas, así como de idioma español, sobre todo, si no se tiene nacionalidad española y se procede de otros países europeos.