Requisitos para ser soldado profesional
El Ejército es una de las opciones que se tiene para conseguir un puesto de trabajo. Y, como en todo empleo, hay una serie de requisitos y de condiciones que se deben cumplir para acceder a él y convertirse en un soldado profesional. Además, hay que superar las pruebas de acceso, que son como unas oposiciones.

Estudios académicos

Para ser soldado profesional se requiere un mínimo de formación académica, que puede variar en función de la especialidad militar a la que se quiera ingresar. Por ejemplo, es precios tener un certificado de escolaridad o haber finalizado los estudios de Educación Primaria. También se puede acceder con el Graduado Escolar o con el segundo curso de ESO o bien con la ESO acabada.

Otras alternativas son tener superada la prueba de acceso a los ciclos formativos de FP de Grado Medio, FP de Primer Grado o bien de Técnico de Grado Medio. Igualmente, la entrada está abierta para quienes tengan las pruebas de acceso a los ciclos formativos de FP de Grado Superior superadas.

Otros requisitos

Aparte de la educación, el acceso a las Fuerzas Armadas también incluye otra serie de requisitos que son variados y que comprenden desde tener la nacionalidad española a ser mayor de 18 años. Igualmente, se establecen condicionantes físicos, puesto que se exige una altura mínima de 1,55 metros y no superar los 2,03 metros.

Requisitos para ser soldado profesional
Las condiciones para poder acceder contemplan a su vez la acreditación de buena conducta ciudadana, carecer de antecedentes penales y no haber sido objetor de conciencia. También es muy importante no haber sido privado de derechos civiles ni estar inhabilitado para ejercer funciones públicas.

Pruebas

Si se cumplen todos los requisitos, el proceso para ser soldado profesional continúa con la inscripción para realizar las pruebas de acceso cuando se convocan. Y, por supuesto, hay que superar los diferentes exámenes que incluyen pruebas físicas y de evaluación psicológica, así como un test de personalidad. Además, se hace un reconocimiento médico –hay enfermedades o patologías que son excluyentes-, y una entrevista personal.