Trabajar como gigoló
A diferencia de los hombres de compañía, los gigoló se dedican a la prostitución masculina y prestan servicios sexuales. En la mayoría de casos se busca sólo clientes femeninos, pero algunos hombres acceden a tener relaciones homosexuales a cambio de grandes sumas de dinero. Se trata de una de las profesiones más antiguas del mundo y se requiere ser especialmente guapo, al igual de importante es tener un cuerpo escultural muy bien cuidado. Las mujeres que suelen contratar estos servicios suelen ser muy exigentes y caprichosas. Si te interesa, puedes preguntar a alguna agencia de contactos, suelen ser bastante serias y profesionales. También puedes entrar a nuestro foro de trabajo para registrarte como gigoló y recibir propuestas de trabajo.