Trabajar como hombre de compañia
Una de las profesiones que más está creciendo entre un público masculino es la de hombre de compañía. Normalmente son chicos muy educaos, serviciales y dispuestos a hacer realidad las fantasías de sus clientas. La gran mayoría son contratados para acompañar a mujeres a cenas o eventos de lujo, donde la presencia o ir bien acompañado es muy importante para no quedarse fuera del ámbito social. Normalmente se les asocia con relaciones sexuales, pero lo cierto es que muchos de estos hombres no acceden a este tipo de servicios. Para trabajar como hombre de compañía es imprescindible ser muy detallista y cuidarse físicamente. Para más información te recomendamos consultar en alguna agencia de contactos.